Inicio/OPINION/¿Podrá un día ser autoconsumidor el consumidor español?
  • Suscripción a noticias

Tarifas

¿Podrá un día ser autoconsumidor el consumidor español?

¿Podrá un día ser autoconsumidor el consumidor español?
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5

Jean-Bernard Audureau, portavoz de la Asociación General de Consumidores, ASGECO  y experto en el Consejo Europeo Consultivo de Consumo de la Comisión Europea, denuncia en este artículo la “preocupante parálisis” que afecta al desarrollo de instalaciones de autoconsumo -debido a las barreras administrativas, técnicas y económicas establecidas por parte del Gobierno- cuando es clave para el cambio hacia un nuevo modelo energético en el que es clave el autoconsumidor.

Con la crisis, tanto económica como medio-ambiental y política, se cristalizaron y reforzaron opiniones y conductas que resaltaban la figura central no del consumo sino del propio consumidor y, por ende la persona, el ciudadano, que reflexiona, decide y actúa en pro de un modelo de sociedad colaborativo y comprometido, incorporando principios y valores de compra responsable en sus elecciones.

Por eso, se exigieron desde las organizaciones de la sociedad civil organizada, y en especial asociaciones de consumidores como ASGECO, el desarrollo de políticas de consumo transversales, que no solo protejan los legítimos intereses de los consumidores, sino que fomenten el empoderamiento de los #CoopSumidores, facilitándoles tomar sus responsabilidades e influir en el mercado, tanto como productores como distribuidores o consumidores, haciendo un uso privilegiado del modelo empresarial cooperativo.

“Ya operan una veintena de cooperativas comercializadoras de renovables en España y suman más de 80.000 socios en un mercado de 30 millones de clientes. Sin embargo seguimos lejos de las 3.000 cooperativas que existen en toda Europa”

En materia energética, este empoderamiento se ilustró con creces con la rápida creación estos últimos años de varias cooperativas de consumidores y usuarios de energía, que ofrecen sus servicios en todo el país. Ya operan una veintena de cooperativas comercializadoras de renovables en España y suman más de 80.000 socios en un mercado de 30 millones de clientes. Sin embargo seguimos lejos de las 3.000 cooperativas que existen en toda Europa (cerca del tercio solo en Alemania), siendo algunas operadoras significadas en sus mercados domésticos.

Además de la comercialización, y cada vez más de la propia producción, de energía renovable, estas cooperativas suelen desarrollar iniciativas de lucha contra la pobreza energética, ofrecer asesoramiento y servicios para realizar un consumo más eficiente de la energía en el hogar, y también acerca de la idoneidad de una instalación de autoconsumo.

El autoconsumidor no busca solo el ahorro en la factura de la energía. Actúa más bien con responsabilidad tomando su parte en la transición hacia un nuevo modelo energético. Quiere fomentar la creación de empleo local, promover la generación y el consumo de energías renovables, reducir la dependencia energética del país a la vez que participar en el desarrollo económico de su territorio.

“El consumidor responsable e informado de hoy en día sabe que, más allá del necesario ahorro y la perfectible eficiencia energética, existe un nuevo paradigma: producir local para el consumo local.”

De la misma manera que se ha sensibilizado a las ventajas de los productos de “Km 0”, de los circuitos cortos de distribución o de la producción agroecológica, el consumidor responsable e informado de hoy en día sabe que, más allá del necesario ahorro y la perfectible eficiencia energética, existe un nuevo paradigma: producir local para el consumo local.

La Directiva 2009/28/CE, sobre las fuentes de energía renovables de la UE, reconocía ya la oportunidad de generar desarrollo local (empleo y cohesión socio-comunitaria) mediante la producción descentralizada de energía, y animaba a los Estados miembros a facilitar al ciudadano su contribución a la producción de energías renovables.

En su evaluación del segundo informe anual sobre los avances hacia la Unión de la Energía, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) brindó su apoyo al derecho de todos los consumidores —la industria, las empresas y los hogares privados— a producir, almacenar y comerciar ellos mismos la energía. “Las comunidades locales también deben tener derecho a crear, desarrollar o alquilar redes locales. Pero se precisan normas más específicas para poder ejercer estos derechos”, decía.

“El Paquete de Energía Limpia para todos los Europeos incluye la posibilidad de los autoconsumidores de vender el exceso de producción de energía renovable sin someterse a procedimientos y cargas desproporcionados, así como manteniendo sus derechos como consumidores.

En la propuesta de revisión de la misma directiva, realizada por la Comisión europea dentro del Paquete de Energía Limpia para todos los Europeos (que vino a presentar el Comisario Cañete en el Congreso de los Diputados el pasado 26 de octubre), se incluye la posibilidad de los autoconsumidores de vender el exceso de producción de energía renovable sin someterse a procedimientos y cargas desproporcionados, así como manteniendo sus derechos como consumidores.

Aprovechando esta visita a España, las 48 organizaciones que conformamos la Alianza para el Autoconsumo, acabamos de escribir al Comisario Europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, para que medie ante el Gobierno español con el fin que propicie un cambio regulatorio más favorable al autoconsumo, y también para que deje de oponerse a que la Unión Europea asuma medidas efectivas para garantizar el ejercicio del derecho de la ciudadanía de estar en el centro del sistema energético.

Ser autoconsumidor

La Alianza destaca la “preocupante parálisis” del sector, que está perjudicando el desarrollo de instalaciones de autoconsumo, tanto en viviendas como en empresas, debido a las barreras administrativas, técnicas y económicas establecidas por parte del Gobierno y le recuerda al Comisario la importancia del desarrollo del autoconsumidor energético con energías renovables como elemento clave para el cambio hacia un nuevo modelo energético y para el mismo cumplimiento de la legislación europea actualmente en vigor.

” Las distintas iniciativas parlamentarias presentadas para modificar el Real Decreto de autoconsumo, que contaron con un consenso político muy amplio, finalizaron el pasado enero de 2017 con la Proposición de Ley para el fomento del autoconsumo eléctrico presentada por la casi totalidad de los partidos parlamentarios”.

En esta carta las organizaciones resaltan también las distintas iniciativas parlamentarias presentadas para modificar el Real Decreto de autoconsumo, que contaron con un consenso político muy amplio y que finalizaron el pasado enero de 2017 con la Proposición de Ley para el fomento del autoconsumo eléctrico presentada por la casi totalidad de los partidos parlamentarios.

Con tantas instituciones, organizaciones sociales y políticas, empresas y ciudadanos a favor, tantos ejemplos prometedores en los países de nuestro entorno, tanta voluntad y necesidad de realizar la transición energética de nuestras sociedades, una herramienta tan emblemática como es el autoconsumo energético sigue siendo imposibilitada en nuestro país. Pero no nos cansaremos de preguntar a quién compete: ¿podrá un día ser autoconsumidor el consumidor español?

Jean-Bernard Audureau

Director de Comunicaciones – Portavoz de la Asociación General de Consumidores, ASGECO CONFEDERACIÓN

#CoopSumidores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS