Inicio/OPINION/El sorpasso griego y demás oportunidades para democratizar la energía
  • Suscripción a noticias

Tarifas

El sorpasso griego y demás oportunidades para democratizar la energía

El sorpasso griego y demás oportunidades para democratizar la energía
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

Sara Pizzinato pone de ejemplo la reciente legalización en Grecia del balance neto virtual y ante lo que califica como bloqueo psicológico/administrativo en el reconocimiento de los derechos de los ciudadanos en materia de energía en España, apunta como oportunidad a Europa, que prepara novedades en este terreno que verán la luz en otoño/invierno. Así, la responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace analiza en este artículo qué piezas no deberían faltar en la revisión de la Directiva Europea de Energías Renovables y en la Iniciativa relativa al Diseño del Mercado eléctrico

Hace pocos días, por primera vez, Grecia ha visto legalizado el balance neto virtual que permitirá a los edificios de la administración (escuelas, universidades, hospitales, …) y a los agricultores instalar energía solar en emplazamientos distantes del punto de consumo y hacer balance neto con su producción.

Sorpasso: en España seguimos con el bloqueo psicológico/administrativo y en Grecia, en el marco de una nueva ley de renovables (nada retroactiva ni castigadora) van a romper el tabú nadaliano de que el autoconsumo es para ricos con chalet incluido en el paquete.

Lo esperanzador es que mientras en España seguimos con un Gobierno en funciones, podemos buscar oportunidades en Europa para que los ciudadanos tengamos reconocidos nuestros derechos en materia de energía. En Bruselas, los funcionarios de la Comisión Europea ya han vuelto de las vacaciones para trabajar en el paquete energético de otoño/invierno en el que se esperan novedades al respecto.

En Bruselas, los funcionarios de la Comisión Europea ya han vuelto de las vacaciones para trabajar en el paquete energético de otoño/invierno en el que se esperan novedades al respecto.

De ello quiero pensar que pueda salir un marco regulatorio que proteja, apoye y promueva la ciudadanía energética como el centro de la Unión Energética. Esto significa establecer políticas y medidas específicas en algunas de las piezas legislativas que se propondrán en los meses que vienen, especialmente en la revisión de la Directiva Europea de Energías Renovables y en la Iniciativa relativa al Diseño del Mercado eléctrico.

Para prepararnos analizamos qué elementos deberían no faltar en las dos piezas legales.

En el marco de la Directiva Europea de Energías Renovables:

-Consagrar el derecho a autoproducir, autoconsumir, recibir un justo precio por la energía excedentaria inyectada a la red, almacenar la energía y participar en la gestión de la demanda.

-Garantizar la prioridad de acceso a la red para los proyectos de los ciudadanos energéticos.

-Seguir permitiendo excepciones para las ayudas de estado dirigidas a proyectos de energía ciudadana, independientemente del tamaño del proyecto.

Simplificar los procedimientos administrativos, con iniciativas como crear ventanillas únicas para los ciudadanos energéticos.

-Alentar soluciones innovadoras de financiación, incluyendo la financiación por terceros, financiación en la factura por parte de las distribuidoras así como programas de compra colectiva.

-Aportar oportunidades para que los colectivos de escasos recursos puedan ser ciudadanos energéticos gracias a que los Estados miembros sean obligados a diseñar medidas específicas.

-Los Estados iembros deberían planificar e informar sobre el aumento de la cuota de energía ciudadana así como establecer objetivos para ella en sus Planes de Acción de Energías Renovables para 2030.

La Iniciativa relativa al Diseño del Mercado de electricidad debería:

-Asegurar que la ciudadanía energética tenga acceso a los mercados de generación y de servicios de gestión de la demanda de forma individual, colectiva o vía empresas terceras.

-Regular e incentivar que las compañías distribuidoras sirvan de facilitadores neutrales en el mercado para la generación renovable distribuida, el almacenamiento y la gestión de la demanda.

-Garantizar que se establezcan de modo transparente tanto los impuestos y cargos como los costes reconocidos de la red y que todo estos reflejen los beneficios de la generación distribuida y respondan a un reparto justo de los costes.

En ningún caso deberían ser punitivos ni diseñados para disuadir la participación activa en el mercado de los ciudadanos energéticos.

Disuadir a los Estados miembros de establecer mecanismos de capacidad ya que estos pueden dificultar las inversiones en generación con renovables y en gestión de la demanda. Al contrario, los Estados miembros deberían retirar las plantas de carbón y nucleares, obsoletas y contaminantes, para dejar sitio en el mercado para la ciudadanía energética.

En efecto, si has llegado hasta este punto, habrás visto que es todo lo contrario de lo que marca la legislación española. No es casualidad que España sea considerada de los peores ejemplos en este campo en Europa y en el mundo. Por el momento, sin Gobierno, y ampliamente superados por Grecia, nos queda la vía europea para intentar dejar atrás el pensamiento decimonónico que nos ancla en el pasado de la energía (y sus emisiones). Ojalá el ejemplo griego cunda.

Sara Pizzinato

Responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS