Inicio/CLIMATIZACIÓN/Plataforma Passivhaus: “el Gobierno sólo ha buscado evitar sanciones con el RD 564/2017”
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Plataforma Passivhaus: “el Gobierno sólo ha buscado evitar sanciones con el RD 564/2017”

Plataforma Passivhaus: “el Gobierno sólo ha buscado evitar sanciones con el RD 564/2017”
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

Antes del 31 de diciembre de 2018, los edificios ocupados o propiedad de autoridades públicas tendrán que convertirse en edificios de consumo casi nulo, y antes del 31 de diciembre de 2020, los privados, según la Directiva 2010/31/EU. Por eso, y para saber más, hemos querido entrevistar a Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma Passivhaus de Edificación(PEP).

Madrid. Carlos Sánchez Criado

Esta Plataforma -que celebra hoy una jornada en la que se darán las claves sobre cómo controlar eficazmente el sobrecalentamiento interior de los edificios- piensa que España deberá ser más exigente en edificación eficiente y que nuestro país ha pasado de estar a la cola a ser el país con más Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN) de Europa debido a una definición excesivamente ambigua y laxa. Por eso, ha pedido al Gobierno que establezca una definición de Edificio de Consumo Casi Nulo más ambiciosa que la aprobada por el Real Decreto 564/2017 del pasado 2 de junio.

Además, asegura que es tal el nivel de eficacia de las edificaciones que cumplen los criterios Passivhaus que habría que plantar 1.000 árboles para que un edificio convencional de 1.500 m2 lograra disminuir las mismas emisiones anuales de CO2 que un edificio pasivo.

Un edificio Passivhaus tiene un ahorro energético del 90% sobre un edificio convencional ¿Cómo se puede concienciar del gran ahorro energético que supone incorporar el estándar Passivhaus a la edificación?

Al respecto desde la Plataforma trabajamos en tres ámbitos: con los técnicos promotores y constructores, porque necesitan conocer en profundidad y tener la formación suficiente para poder desarrollarlos; a los usuarios mediante labores de divulgación, porque es necesario que lo conozcan para que lo puedan demandar; y las administraciones, porque tienen la posibilidad de regular la normativa y de instar a los promotores públicos y privados a actuar también ella misma como promotor público.

En viviendas nuevas, el incremento del precio entre un edificio de consumo casi nulo o passivhaus con uno convencional es de entre un 3% y un 8% con una amortización de entre cinco y diez años ¿Y en viviendas de segunda mano?

El coste es parecido aunque la problemática es distinta. En vivienda nueva, en la que se plantea el proyecto desde el origen, se utiliza el estándar passivhaus (aislante térmico de gran espesor, ventanas de altas prestaciones, ausencia de puentes térmicos, ventilación con recuperación de calor). Sin embargo en la vivienda rehabilitada, que se basa en el código técnico, no se suele incluir la ventilación mecánica y se reducen las instalaciones.

“Lo que el Gobierno ha hecho es definir como de consumo casi nulo a todo aquel edifico que cumpla con el código técnico sin establecer una valor numérico de energía.”

 ¿A qué se refiere cuando habla de ventilación mecánica?

Como el edificio tiene que ser muy hermético, para no tirar energía a la hora de ventilar se hace siempre mediante una máquina que lo que hace es introducir el aire de la calle, como en una ventilación natural, sólo que el aire pasa por un recuperador de calor de manera que no se pierda la energía que tenemos en el interior de nuestro edificio. Esa instalación, además, se puede utilizar para climatizar. El consumo de estas máquinas es muy pequeño, menos de 1 kilovatio/hora al día.

Según la Directiva 2010/31/EUA antes del 31 de diciembre de 2018, los edificios ocupados o propiedad de autoridades públicas tendrán que convertirse en edificios de consumo casi nulo, y antes del 31 de diciembre de 2020, los privados. Sin embargo ¿No estáis de acuerdo con la definición que ha hecho el Gobierno de consumo casi nulo en el RD que la traspone? 

Lo que el Gobierno ha hecho es definir como de consumo casi nulo a todo aquel edifico que cumpla con el código técnico sin establecer una valor numérico de energía. Se ha cumplido para evitar sanciones pero no podemos quedarnos ahí ¿Cómo si no vamos a cumplir los objetivos de París?

¿De que manera se puede lograr que los ciudadanos asuman que una reforma en su vivienda es una prioridad en su bolsillo?

En este punto es donde la Administración tiene una labor fundamental no sólo formadora sino informativa. Los edificios también necesitan mantenimiento, y cuanto más lo hagamos y de una manera más integral y coherente, mejor viviremos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS