El sector de bienes de equipo eléctrico pide ser esencial en la crisis por el COVID-19

"Es imprescindible mantener el sistema eléctrico en perfecto estado de funcionamiento para garantizar el suministro en todas las circunstancias"

2
SHARES

AFBEL, la asociación de fabricantes de bienes de equipo eléctrico ha puesto de manifiesto que tanto las redes de transporte como las de distribución son clave para el sistema eléctrico y suponen un recurso esencial siendo infraestructura crítica.

Desde la asociación explican que, al ser la electricidad el único servicio que llega sin excepción a todos los hogares españoles, es necesario que se garantice su calidad y continuidad más allá de cualquier circunstancia meteorológica adversa.

El Real Decreto 463/2020 de declaración del estado de alarma se refiere en varias ocasiones a la necesidad de mantenimiento de los servicios esenciales, así como a determinadas previsiones sobre infraestructuras críticas, en este caso la del Transporte y Distribución de energía eléctrica, facultando a las Autoridades Competentes a establecer los mecanismos para su correcto funcionamiento. Su artículo 18 declara sin ambigüedad que los Operadores Críticos de servicios esenciales tienen que adoptar las medidas necesarias para asegurar la prestación de tales servicios. Además, ese mismo artículo, declara que dicha exigencia, será igualmente asumida por aquellas empresas y proveedores que, no teniendo la condición de críticos, son indispensables para asegurar el abastecimiento de los propios servicios esenciales.

En el decreto en el que el gobierno italiano ha dispuesto la suspensión de la actividad industrial y comercial salvo aquellas esenciales para el interés público, se contempla la continuidad del sector de fabricación de bienes de equipo eléctrico.

Guillermo Amann, presidente de la Asamblea General de AFBEL, explica: “Aunque la demanda de electricidad haya bajado desde el confinamiento de los ciudadanos y vaya a bajar aún más cuando se establezcan medidas más restrictivas que afecten a más actividades, es imprescindible mantener el sistema eléctrico en perfecto estado de funcionamiento para garantizar el suministro en todas las circunstancias. Si esta situación excepcional llegase a coincidir con un fenómeno meteorológico adverso, por local que fuera, las consecuencias de no tener la red eléctrica en plenitud de capacidad serian desastrosas”.

Del mismo modo, Amann señala que el sector español de fabricantes de equipamiento para las redes de transporte y distribución eléctrica está a disposición de las Autoridades y de los operadores del sistema eléctrico para asumir su responsabilidad y dar respuesta a la demanda de equipos, componentes y tecnología que sean necesarios para permitir a los operadores del sistema mantener la red en perfectas condiciones de funcionamiento y a pleno rendimiento.

El sector pide ser considerado esencial

Del mismo modo, desde el sector piden estar atentos a los acontecimientos que ocurren en Italia, donde la pandemia va «un paso por delante». Así, en el decreto en el que el gobierno italiano ha dispuesto la suspensión de la actividad industrial y comercial salvo aquellas esenciales para el interés público, se contempla la continuidad del sector de fabricación de bienes de equipo eléctrico, la actividad que representa AFBEL y que piden que se continúe en España en caso de recrudecer las medidas.

Te puede interesar

COVID-19: Descenso generalizado de la demanda eléctrica en Europa

Las empresas instaladoras piden al Gobierno que autorice su actividad

Relacionados Posts

Entrada siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚLTIMAS NOTICIAS