Inicio/OPINION/5 de diciembre, Sint Nicolaas: la historia de César Vea
  • Suscripción a noticias

Tarifas

5 de diciembre, Sint Nicolaas: la historia de César Vea

5 de diciembre, Sint Nicolaas: la historia de César Vea
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

Piet Holtrop recuerda como por estas fechas hace cinco años viajó a Bruselas para denunciar los recortes a las inversiones fotovoltaicas que había introducido el Real Decreto Ley 14/2010 y lamenta que la apuesta de España por el mix eléctrico sea ahora la de energía nuclear “con una pizca de carbón”. Las víctimas de esta situación tienen nombres y apellidos. El autor nos cuenta la historia de unos de ellos, César Vea, en huelga de hambre.

En el norte de Europa tenemos una curiosa tradición, hacemos creer a los niños que el 5 de diciembre de todos los años, viene desde España para traerle regalos un Santo llamado Nicolás. Le mandan cartas con las cosas que desean de él. El 5 de diciembre de 2012 también fue la fecha de mi primer viaje a Bruselas para denunciar lo que se estaba haciendo en España contra las renovables. El próximo 5 de diciembre estaré de nuevo en Bruselas, a invitación del Parlamento Europeo, para hablar de cosas que nunca hubiera consentido este mítico santo español.

El primer viaje a Bruselas tenía relación con los acontecimientos acaecidos durante las navidades españolas dos años atrás: durante la Nochebuena del 2010. Aquellos ciudadanos españoles que habían invertido sus ahorros en plantas fotovoltaicas tenían que digerir un recorte muy drástico, de hasta un 30% de sus ingresos, debido al Real Decreto Ley 14/2010 del 24 de diciembre 2010, publicado en el BOE precisamente en esa fecha. Estas familias tenían que explicar a sus peques que habían firmado préstamos avalados con todos su patrimonio, nóminas incluidas, por esta mentira institucional.

A César, no sólo le han recortado los ingresos de la planta fotovoltaica de su familia, sino que además le han quitado los ingresos que su planta tenía garantizada por el BOE

Ahora, en vísperas de las navidades del 2017, hay uno de ellos que ya no quiere digerir nada más. Se llama César Vea y está en huelga de hambre por todo lo que de forma forzosa le han hecho tragar. A César, no sólo le han recortado los ingresos de la planta fotovoltaica de su familia, sino que además le han quitado los ingresos que su planta tenía garantizada por el BOE.

La apuesta de España por el mix eléctrico, es ahora la de energía nuclear con una pizca de carbón. Lo argumenta el Ministro Nadal con los precios de casación del mercado mayorista eléctrico. Básicamente está poniendo trabas al cierre de centrales de carbón y abriendo la posibilidad de subvencionar la energía nuclear y el carbón. El ministro Nadal dijo la semana pasada que no tenemos que hacer cosas irreversibles, refiriéndose a su borrador de Real Decreto para el cierre de instalaciones de producción eléctricas. Yo me temo que la huelga de hambre de César Vea y el cambio climático acabarán en algo irreversible.

Incluso si fuera posible, para César Vea y su familia cerrar su instalación no sería una solución. Él y su hermano ya tienen sus nóminas embargadas. El banco tampoco muestra piedad, los mensajes navideños se los guardan para la publicidad.

“A César le conocí cuando ya estaba en plena desesperación, había perdido una serie de litigios ante el Tribunal Constitucional, con sentencias que hasta Franz Kafka hubiera rechazado para su literatura, por considerarlas demasiado exageradas”.

A César le conocí cuando ya estaba en plena desesperación, había perdido una serie de litigios ante el Tribunal Constitucional, con sentencias que hasta Franz Kafka hubiera rechazado para su literatura, por considerarlas demasiado exageradas. Lo verdaderamente kafkiano está en la finura del engaño, no en la bruta y plena desigualdad. A César le aplicaron el Real Decreto 1003/2010, de una forma manifiestamente contraria a Derecho, porque el mismo tribunal que dictó su sentencia,  en un caso con idéntico supuesto de hecho, lo aplicó en sentido contrario, es decir, mantuvo a esta otra planta en el régimen retributivo, mientras que a la de César Vea la echó del mismo.

La historia de César Vea

El citado Real Decreto 1003/2010 fue el preludio para los drásticos recortes de las navidades del 2010, que luego fueron continuados por las políticas de sus sucesores. Este decreto trae su razón de ser en los supuestos fraudes fotovoltaicos de los que se hablaba durante el verano del 2010. Decían que había plantas sin paneles y gente que generaría la electricidad con grupos electrógenos, vertiendo estas plantas incluso durante el horario nocturno. Vamos, como unos verdaderos ladrones, teníamos que imaginarnos gente encapuchada que desarrollaba actividades que no aguantaban la luz del día. Un bulo ridículo que se utilizaba ante la opinión pública para justificar unos recortes que pronto vendrían.

La gestora del Sistema Eléctrico Español, REE, que es de las más sofisticadas en su categoría en el mundo y recibe delegaciones internacionales para demostrar la capacidad de observación y monitorización de la que dispone, desmintió este bulo rotundamente, ridiculizando a los autores del mismo. No obstante, insistieron desde el Ministerio que había fraude y por ello tenía que recortarse todo el sector.

“Han expulsado a muchas familias como a la de César Vea del sistema retributivo, como si fueran ladrones, cuando en realidad habían cumplido todos los requisitos exigidos legalmente en el momento de conectar sus instalaciones”

Entonces aprobaron el ya mencionado Real Decreto 1003/2010, supuestamente para combatir el fraude, pero en realidad su fin era expulsar del sistema a las plantas fotovoltaicas que disponían ya de todos sus paneles y de los demás elementos requeridos por la ley cuando se conectaron. Decidieron añadirles más requisitos, que en su día no existían y decían que les considerarían defraudadores si no los cumplían. Desde entonces han expulsado a muchas familias como a la de César Vea del sistema retributivo, como si fueran ladrones, cuando en realidad habían cumplido todos los requisitos exigidos legalmente en el momento de conectar sus instalaciones.

A César Vea erróneamente le aplicaron un Real Decreto draconiano, que en su aplicación trae efectos totalmente desproporcionados y como tal incumple no sólo la directiva vigente de energías renovables, sino también los principios fundamentales del Derecho Europeo.

La política anti-renovables de los sucesivos gobiernos españoles ha causado mucho daño, ya irreversible, en el sector. Durante los próximos Reyes Magos no habrá carbón suficiente para cubrir las cantidades que tendrían que repartir a estos gobernantes. Hasta la fecha ninguna de las medidas adoptadas para desincentivar las energías renovables en España, citadas en este artículo, se han sometido a la justicia de la Unión Europea. Soy demasiado adulto para mandar cartas a santos imaginarios, pero en cambio sí tengo una convicción muy fuerte en llegar a la justicia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y seguiré agotando todas las vías que están a mi alcance para llegar a ella.

Piet Holtrop

Fundador de Holtrop SLP Transaction & Business Law

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS