Inicio/OPINION/Tus series favoritas funcionan a carbón: haz algo
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Tus series favoritas funcionan a carbón: haz algo

Tus series favoritas funcionan a carbón: haz algo
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Sara Pizzinato, responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace, te pide en este artículo que hagas un esfuerzo a esa hora del día que te sientas en el sofá tras una larga jornada y enciendes tu tablet o tu televisor para ver qué hay y que reflexiones qué es lo que pones en marcha cuando aprietas el botón ¿Son todas las TICs igual de sostenibles? 

Probablemente no te hayas parado nunca a pensar que cuando ves tus series favoritas, hay toda una maquinaria detrás que necesita una cantidad ingente de energía… y, por lo general, no es energía renovable.

Si Internet fuera un país, sería el sexto del mundo en consumo de energía. Una parte ingente de éste se debe a los centros de datos, que cada vez son más grandes ya que nuestros aparatos electrónicos delegan cada vez más su capacidad de computación y de almacenamiento en la nube.

La industria de las tecnologías de la información consumió en 2012 el 7% de la electricidad mundial, una cantidad que crecerá e incluso se cree que llegará a superar el 12% en 2017 ya que también lo hará el tráfico global en Internet. El streaming de vídeos representaba ya el 63% del tráfico mundial en Internet en 2015 y de acuerdo con el Cisco Network Traffic Forecast de 2016 se prevé que pueda llegar a representar alrededor del 80% del tráfico en 2020.

Cada día millones de usuarios nos conectamos con Netflix, por ejemplo, sin saber que cada vez que tocamos el botón del play estamos ayudando a que se quemen toneladas de carbón. Retransmitir una hora de vídeo a la semana usa, en un año, más energía que dos frigoríficos nuevos eficientes. Que esa energía sea renovable crucial.

“Cada vez que tocamos el botón del play estamos ayudando a que se quemen toneladas de carbón. Retransmitir una hora de vídeo a la semana usa, en un año, más energía que dos frigoríficos nuevos eficientes. Que esa energía sea renovable crucial”

Netflix tiene una de las huellas de datos más grandes de entre todas las compañías analizadas por nuestro informe “Clicking Clean: ¿Quién gana la carrera para crear un Internet verde? 2017” en el que hemos rastreado las huellas energéticas de los operadores de los mayores centros de datos y de casi 70 de los sitios y aplicaciones más populares del mundo.

La compañía representa un tercio del tráfico de Internet en Norteamérica y copa ya el tráfico de las horas punta en la mayoría de los países en los que acaba de estrenarse. De este modo contribuye significativamente a la demanda mundial de datos por streaming de vídeo. En 2015 anunció que tenía la intención de paliar por completo su huella de carbono.

Sin embargo, nuestro examen detallado hace pensar que Netflix probablemente solo se esté planteando pagar por compensar sus emisiones de carbono o comprar certificados de energías renovables transmisibles sin garantía de que estén asociados a transacciones reales de electricidad verde. De ser así, esto supondría un parche y no tendría ningún efecto en la inversión en energías renovables.

“Casi 20 empresas tecnológicas ya se han comprometido a usar el 100% de su energía de fuentes renovables y ya se están viendo los resultados. La compra directa de energía renovable por parte de las empresas en los Estados Unidos ha aumentado sustancialmente desde 2010”

Casi 20 empresas tecnológicas ya se han comprometido a usar el 100% de su energía de fuentes renovables y ya se están viendo los resultados. La compra directa de energía renovable por parte de las empresas en los Estados Unidos ha aumentado sustancialmente desde 2010, y tan solo en 2015 alcanzaba los 3,4 GW. Más de dos tercios de este volumen se atribuye a los contratos de compra de electricidad renovable por parte de las principales compañías de Internet.

La forma en que construimos y alimentamos una infraestructura digital global de rápido crecimiento se está convirtiendo en fundamental a la hora de responder a la pregunta de si podremos llevar a cabo la transición hacia las energías renovables a tiempo para evitar los efectos más peligrosos del cambio climático.

Esta es la razón por la que pedimos un paso más a los que están revolucionando nuestro concepto de televisión: que se comprometa con las energías renovables y deje atrás las energías sucias.

Tú también puedes pedir a Netflix que nos escuche y siga el camino de Google, Facebook, Ebay o Apple hacia un sistema 100% renovable.

Sara Pizzinato

Responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS