Inicio/BIOMASA/El proyecto SmartEnCity desarrolla una red de calor comunitaria en un barrio de Vitoria
  • Suscripción a noticias

Tarifas

El proyecto SmartEnCity desarrolla una red de calor comunitaria en un barrio de Vitoria

El proyecto SmartEnCity desarrolla una red de calor comunitaria en un barrio de Vitoria
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

El proyecto europeo SmartEnCity para la rehabilitación y regeneración del barrio de Coronación en Vitoria, en el que participan también las ciudades de Tartu y Sonderborg, plantea el desarrollo y despliegue de soluciones en eficiencia energética, movilidad sostenible y TICS para mejorar la calidad de vida de de esta zona de la capital alavesa, entre ellas, una red de calor comunitaria con biomasa.

El plan tiene como objetivo diseñar una estrategia común de creación de ciudades inteligentes libres de CO2. Presentado el pasado 5 de mayo de 2015 a la convocatoria de ayudas europeas “Ciudades y Comunidades Inteligentes” del Programa de I+D+i Horizonte 2020,  el proyecto del barrio de Coronación, en Vitoria, fue uno de los cuatro seleccionados por la Unión Europea de entre los 42 presentados correspondientes a más de 200 ciudades aspirantes y más de 1000 entidades.

Contempla las siguientes acciones:

a) Rehabilitación energética básica: modernización de entre 750 y 1.313 viviendas para hacerlas eficientes desde el punto de vista energético (rehabilitación energética de la envolvente de los edificios).

b) Regeneración del espacio urbano: renovación de calles y plazas que harán al barrio más atractivo.

c) Infraestructuras integradas eléctrica y térmica: integración de la gestión de la calefacción urbana que se desplegará en el lugar de demostración con la gestión de los consumos eléctricos.

d) Movilidad sostenible: introducción de tecnologías limpias en el parque de vehículos de Vitoria-Gasteiz, siendo la adopción de vehículos híbridos y eléctricos la principal herramienta para lograr este objetivo.

e) TICs: despliegue del Sistema de Gestión Urbana para Vitoria-Gasteiz (SGU-VG) basado en la definición común de la Plataforma abierta de información urbana (CIOP).

f) Red de calor: instalación de un sistema de calefacción urbana de biomasa 100% renovable, que cubre el 100% de la demanda térmica: calefacción + ACS (Agua Caliente Sanitaria) para al menos 750 viviendas reacondicionadas.

Red de calor comunitaria con biomasa

Respecto a este último punto, la red de calor, el director general del Ente Vasco de la Energía, EVE, Iñigo Ansola, en una rueda de prensa celebrada ayer en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para explicar el proyecto, indicó que éste proyecto “supondrá un gran empuje al aprovechamiento de la energía renovable de la biomasa en Araba“.

Explicó que en Álava están en marcha más de 1.000 instalaciones de generación de calor con biomasa, pertenecientes tanto al sector residencial como al industrial, primario y de servicios, casi 30 MW instalados y señaló que el gran margen que hay en la zona para el aprovechamiento de la biomasa que puede pasar del 57% que a suponer el 72% de la energía renovable consumida en este área, según recoge el Ayuntamiento de Vitoria en un comunicado.

Juan Manuel Taracena, director general de Giroa-Veolia, apuntó que “la red de calor o district heating es un sistema para producir y distribuir el calor generado de forma centralizada para un conjunto de usuarios conectados a la misma, pero que permite el uso individualizado de la calefacción para cada vecino“.

Red de calor comunitaria

Tal y como detalló “el calor se produce en la nueva central junto al centro cívico de Aldabe y se distribuye a través de las tuberías que discurren enterradas hasta la subcentral en cada edificio (actual sala de calderas en los bloques en donde ya existe calefacción central)“.

En aquellas viviendas que dispongan de calderas individuales, estas se sustituyen por un armario de suministro de calefacción y agua caliente con su contador de energía individual. Una vez conectado el edificio a la red, éste no requiere de calderas ni combustibles inflamables (gas o gasóleo), eliminando el riesgo derivado de la presencia de instalaciones centralizadas (en sala de calderas) o domésticas (calderas individuales). Igualmente, se liberan espacios hoy ocupados por las calderas, simplificándose notablemente las subcentrales, explicó.

Taracena aseguró que “gracias a la utilización de biomasa de origen local con una variabilidad de precios menor que los combustibles fósiles, así como a las mejoras del aislamiento de las fachadas, se consiguen ahorros económicos del 20% en la factura de calefacción y agua caliente”.

Biomasa de origen forestal

El combustible empleado de forma preferente será biomasa de origen forestal procedente de las limpiezas de montes y/o cultivos energéticos, explica el comunicado que añade: “es un combustible ecológico, considerado como renovable y reduce por tanto las emisiones de CO2 al utilizarlo en sustitución de las energías fósiles, permitirá reducir la dependencia energética del exterior y eliminar la variabilidad de los precios tan frecuente en las energías tradicionales“.

La Red contará también con equipos de gas natural, con objeto de aumentar la flexibilidad y asegurar el servicio mediante varias fuentes de calor. Cada vecino contará con uso individualizado de la calefacción , es decir, a pesar de ser generado el calor de forma centralizada, el vecino no tendrá que estar supeditado a horarios específicos que limiten el uso de la calefacción sino que gestionará según considere oportuno tanto la calefacción como el agua caliente sanitaria, prosigue.

Además, dispondrá de una plataforma en donde pueda visualizar los consumos individuales y examinar el coste acumulado de calefacción y agua caliente en cada momento. El servicio será facturado mediante dos términos , uno fijo y otro variable en función del consumo real de cada usuario. Así, se pretende que cada vecino pueda gestionar el uso del servicio así como su coste de forma individualizada.

Financiación 

La Comisión Europea, a través de la Agencia Ejecutiva de Innovación de Redes (INEA), financiará el Proyecto SmartEnCity con 27,9 millones de euros para su desarrollo e implementación en las tres ciudades de Tartu, Sonderborg y Vitoria-Gasteiz, de los cuales 10,9 millones € se asignan a la actuación de Coronación.

El presupuesto para el proyecto de Vitoria-Gasteiz es de 29,6 millones. Con cargo a la subvención europea es posible rehabilitar un máximo de 750 viviendas y construir una red de calor. El Gobierno Vasco a través de Visesa y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz complementarán la subvención con la cantidad necesaria para que sea posible rehabilitar energéticamente 1.313 viviendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS