Inicio/MEDIO AMBIENTE/Bruno Sauer: “La energía ha sido claramente el motor de la construcción sostenible”
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Bruno Sauer: “La energía ha sido claramente el motor de la construcción sostenible”

Bruno Sauer: “La energía ha sido claramente el motor de la construcción sostenible”
Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn6

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, EnergyNews ha entrevistado a Bruno Sauer, arquitecto y urbanista, director general del Green Building Council Spain (Consejo de la Construcción Ecológica) para averiguar qué papel desempeña la construcción sostenible en la lucha contra el cambio climático y cómo puede colaborar a alcanzar los objetivos de reducción de emisiones. 

Madrid. Elena Alonso Asensio

¿Cómo impacta la construcción en el medio ambiente?

El mundo de la construcción es quizás el sector que más industrial que más impacta sobre el ambiente porque ocupa un terreno natural que se transforma y consume muchos recursos. Además, provoca un aumento de la necesidad de transporte al disgregar el lugar de trabajo y la vivienda. Por otra parte, el reciclaje de los materiales que usa, y que podría reducir su impacto ambiental, no está muy desarrollado.

¿Cuáles son los principios que definen la construcción sostenible?

La sostenibilidad intenta combinar tres aspectos: el desarrollo en equilibrio con el medioambiental, el socialmente amable, agradable, correcto y el economicamente viable. Un cuarto aspecto sería el cultural.

¿Es la energía una de las principales preocupaciones de la construcción sostenible?

La energía ha sido claramente el motor de la construcción sostenible. Por eso se ha trabajado mucho el campo energético. Por ejemplo, en el contexto europeo, los edificios en tres años van a tener que llegar a un consumo de energía casi nulo. Llegar a este punto ha sido un trabajo de cuarenta o cincuenta años. Personalmente creo que en los próximos años más que cuánto se consume en la fase de uso, el debate se va a desplazar hacia qué cantidad de energía está inhibida en los materiales y también sobre economía circular o el reciclaje.

“En los próximos años más que cuánto se consume en la fase de uso, el debate se va a desplazar hacia qué cantidad de energía está inhibida en los materiales y también sobre la economía circular o el reciclaje”

¿Cómo soluciona la construcción sostenible el problema de las emisiones por el uso de la energía?

Por un lado, hay que tener en cuenta cuánto consume un edificio, independientemente de la fuente con la que se produce la energía, es decir, la cantidad, un aspecto en el que se han dado grandes pasos. Por otro lado, hay que considerar la calidad, es decir, que tipo de energía estamos utilizando para climatizar o iluminar nuestros edificios. Aquí es donde entra el debate de las energías limpias o renovables.

Yo creo que por lo menos en un contexto europeo deberíamos ir hacia este tipo de fuentes porque Europa depende mucho de la importación de energía fósil y este hecho nos debilita a la hora de adoptar políticas y estrategias en la lucha contra el cambio climático. Además, la tecnología existe, lo podemos hacer perfectamente, es un tema de voluntad política principalmente.

¿Cómo contribuye la construcción sostenible al ahorro y la eficiencia energética?

Todo nuestro trabajo a la hora de ayudar a asumir estrategias y dar input a los gobiernos para adoptar normativas han hecho que en los últimos años se hayan ido endureciendo un poco los marcos de referencia, los mínimos y los máximos del consumo.

Luego también como trabajamos de forma transversal -arquitectos, ingenieros, empresas, fabricantes de materiales, institutos, universidades, hemos conseguido poder realmente transmitir a cada parte del sector algunos objetivos que todos internamente pueden adoptar: los fabricantes de materiales han mejorado sus productos; las universidades han incorporado esta materia a sus planes de estudio; los centros de investigación han profundizado cada vez más en los temas de sostenibilidad; los arquitectos están cada vez más concienciados y empiezan a certificar sus edificios, etc.

“Por un lado, hay que tener en cuenta cuánto consume un edificio, independientemente de la fuente con la que se produce la energía, es decir, la cantidad, un aspecto en el que se han dado grandes pasos. Por otro lado, hay que considerar la calidad, es decir, que tipo de energía estamos utilizando”

¿Cumpliremos con las exigencias europeas de implantación de los llamados edificios de consumo de energía casi nulo?

Los objetivos se han fijado a 2018 para edificios públicos, a 2020 para edificios privados y 2020 para la rehabilitación. Creo que sí vamos a cumplir con las exigencias europeas en el aspecto de tener una normativa que obligue a implementar esos criterios pero respecto a que el mercado esté preparado y que los edificios de un día para otro vayan a poder cumplir estas exigencias tendrá que ser así pero no va a ser fácil y creo que nos dejarán todavía un par de años más de período de adaptación de manera que no sea un cambio brusco sino regulado. Pero, de cualquier forma, va a ser un cambio muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS