Inicio/TRANSICIÓN ENERGÉTICA/Renovables, liebres y tortugas
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Renovables, liebres y tortugas

Renovables, liebres y tortugas
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5

Con un mensaje muy positivo, José María González Moya insiste en este artículo que en España, aunque se han perdido oportunidades preciosas de convertirse en referente mundial en el desarrollo de las renovables, si se trabaja a la velocidad adecuada y con el consenso del sector se puede recuperar el tiempo perdido. 

Las recientes subastas de renovables han vuelto a otorgar a las energías limpias un papel protagonista en el contexto energético nacional. Desde el sector, como no podía ser de otra forma, nos llena de satisfacción ver que estas tecnologías vuelven a ser el centro de atención, esta vez para no abandonarlo. Lamentablemente, la falta de permeabilidad del legislador ante las sugerencias del sector renovable, hace que este desarrollo no se realice con la velocidad adecuada.

Tiempos finitos para una energía infinita

Los primeros módulos solares que llegaron a la península no tenían nada que ver con los actuales. La tecnología no solo ha avanzado en la línea de la reducción de costes (un 85% en 7 años) sino también en la duración efectiva de los paneles. A pesar de ello, esos módulos pioneros aún siguen funcionando. Con descenso de su rendimiento, con averías que se deben solucionar… pero siguen generando electricidad.

En los actuales paneles solares, la mayoría de los fabricantes ofrecen el percentil 80 como garantía: dentro de 25 años ese panel suministrará el 80% de la electricidad ¿Se imagina usted que le garantizasen que su coche o su lavadora tuviera una garantía de que en 25 años iba a funcionar, al menos, al 80% de su rendimiento?

“APPA Renovables cumple este año su 30 aniversario y la mayoría de los miembros fundadores siguen con nosotros. Se trata de un sector que busca hacer las cosas bien y a largo plazo.”

En el caso de la eólica, el gran debate tras llegar al final de la vida útil de los parques es si acometer reparaciones o repotenciaciones. Cuando hablamos de minihidráulica, contemplamos muchas veces instalaciones que, con el mantenimiento y reparación adecuados, contabilizan en décadas y no en años su funcionamiento.

Estamos, por lo tanto, ante una de las principales características de las energías renovables: el recurso es infinito a escala humana. Según mejore la tecnología, la maquinaria y los materiales también acompañarán al recurso en esa lucha contra el tiempo.

Cuando hablamos de inversiones energéticas, ya sea en renovables o en energías fósiles, siempre medimos en décadas el retorno de la inversión. Pero en el caso de las energías limpias no es necesario prestar atención a los vaivenes de los precios de los hidrocarburos, más allá en el hecho de que terminan condicionando el precio del mercado eléctrico o de las alternativas más contaminantes en el sector transporte o usos térmicos.

Los profesionales y empresas del sector renovable somos conscientes de todo esto. APPA Renovables cumple este año su 30 aniversario y la mayoría de los miembros fundadores siguen con nosotros. Se trata de un sector que busca hacer las cosas bien y a largo plazo.

Lecciones de historia no aprendidas

Cuando vemos con perspectiva todo el desarrollo renovable nacional reciente -y decimos reciente porque las renovables ya fueron más del 50% de la electricidad hace un siglo-, nos damos cuenta que esa voluntad de largo plazo no siempre ha sido respetada.

Hace más de una década, antes de que se produjese el elevado desarrollo fotovoltaico de 2008, APPA Renovables ya denunció lo que estábamos viendo: que se iba a producir un efecto llamada sobre el capital. Nuestros avisos, públicos y privados, cayeron en saco roto y hoy es uno de los puntos negros del desarrollo renovable nacional.

“Hoy, después de subastar 8.000 MW en tres meses, nos sorprenden las declaraciones del Secretario en las que reconoce que “no fue lo mejor”. Al menos se agradece la autocrítica.”

Cuando las asociaciones sectoriales llamamos la atención sobre un aspecto y elevamos quejas formales, no lo hacemos por capricho. En las asociaciones siempre hay empresas que compiten entre sí, con intereses divergentes, con etapas de inversión distintas…, por lo que cuando se lleva a cabo una protesta, es porque perjudicará a todo el sector.

En los últimos meses hemos transmitido al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, nuestra alegría por las subastas pero nuestra profunda preocupación por las formas: por su complejidad, por enfrentar a tecnologías complementarias pero, sobre todo, por la improvisación.

Hace menos de seis meses, la postura era que la transición energética debería hacerse “despacio”. Como ya trasladó nuestro presidente al Secretario de Estado en su momento, no se trataba de hacer la transición rápida o lenta, sino de hacerla bien. Hoy, después de subastar 8.000 MW en tres meses, nos sorprenden las declaraciones del Secretario en las que reconoce que “no fue lo mejor”. Al menos se agradece la autocrítica.

La liebre y la tortuga

Si no se hubiera paralizado por decreto durante cinco años el sector renovable, si no nos hubiéramos echado a dormir como la liebre de la fábula, no nos habrían adelantado tantas tortugas a nivel mundial. España, que era un ejemplo a nivel internacional de integración renovable, ha perdido posiciones preciosas de convertirse en un referente mundial en este sector.

“Si este impulso que el Gobierno ha decidido dar a unas tecnologías que ya se han demostrado competitivas y otras que pueden llegar a serlo, se lleva a cabo desde el consenso con el sector, aún podemos recuperar el tiempo perdido”

No todo está perdido. Si este impulso que el Gobierno ha decidido dar a unas tecnologías que ya se han demostrado competitivas y otras que pueden llegar a serlo, se lleva a cabo desde el consenso con el sector, aún podemos recuperar el tiempo perdido. Aunque hayamos dormido durante mucho tiempo, la carrera no ha terminado.

Para buscar ese consenso, los próximos 23 y 24 de octubre reuniremos a políticos europeos y nacionales con expertos del sector. Celebraremos el I Congreso Nacional de Energías Renovables con la voluntad de sumar voces y experiencia. Con la intención de no repetir errores del pasado. Es la hora de tomar el testigo en esta carrera de relevos y dirigirnos hacia la meta; sin correr, a la velocidad adecuada.

José María González Moya
Director General de Asociación de Empresas de Energías Renovables-APPA

2 Responses: “Renovables, liebres y tortugas”

  1. Miguel dice:

    Creo que se ha cometido una errata. En el párrafo “En los actuales paneles solares, …”, cuando se dice “dentro de 2 años”, ¿se debería decir “dentro de 25 años”?

    Es importante que aclaren esto. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS