Inicio/BIOMASA/Ence presenta su “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible”
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Ence presenta su “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible”

Ence presenta su “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible”
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

Un encuentro ejemplarizante el que organizó ayer Ence durante la presentación de su “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible” invitando a las organizaciones ambientales WWF, Global Nature y Asociación Reforesta, para enriquecer la visión sobre la actividad de un sector que genera un combustible autóctono, renovable y programable con el que es posible generar energía liberando unas emisiones de CO2 1.000 veces inferiores a una térmica de carbón y 400 veces inferiores a un ciclo combinado de gas.

Madrid. Elena Alonso Asensio

Ence quiere ser más sostenible de lo que ha sido hasta el momento, tal y como reconoció en el acto su consejero delegado, Ignacio Colmenares, que explicó que la compañía se ha apoyado en los criterios establecidos por algunas de las más importantes organizaciones ambientalistas de Europa para elaborar el “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible”.

Ence quiere subrayar que, además de que la biomasa es un combustible autóctono, renovable, programable y bajo en emisiones, permite reducir las importaciones de combustibles fósiles, disminuir los incendios en un 70% manteniendo limpios los bosques y generar empleo: 30 empleos directos e inducidos/MW, según el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España en 2015 de APPA. 

Virtudes que también destacó la representante de una de las asociaciones ambientales invitadas al acto de presentación, Celsa Peiteado, coordinadora de Agricultura y Desarrollo Rural de WWF España. Si bien, señaló que se trata de virtudes siempre que estén enmarcadas en el objetivo global de disminuir la demanda actual de recursos naturales y de transitar hacia un modelo económico bajo en carbono y de ahorro de energía. Así sí. Así la producción “estrictamente sostenible” de la biomasa sí podría suponer una oportunidad económico social que además evite la volatilidad de precios del sector y procure la gestión sostenible del territorio, explicó.

Y para que sea sostenible, Celsa Peteado enumeró unos criterios que a su juicio deberían seguir tanto las empresas privadas como las políticas públicas. Entre ellas, la coherencia. Es decir, no vale justificar la producción de biomasa en el hecho de que disminuye emisiones si también reduce biodiversidad, señaló.

Asimismo, apuntó la necesidad de que haya una coordinación, por ejemplo, con respecto a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que prepara el Gobierno y a la “Iniciativa 4 x 1000” que pretende el crecimiento anual de un 4/1000 (4 por mil) en el carbono almacenado en el suelo.

Además señaló que la producción de biomasa tiene que suponer una reducción neta de emisiones y para eso tiene que tener en cuenta toda la cadena, tractores, agua, fertilizantes, y hacerlo de manera que no interfiera en los ciclos naturales y que contribuya al crecimiento de la masa forestal, y que explicó que así se lo habían manifestado a Ence. También propuso hacer un inventario de los recursos de biomasa disponibles en nuestro país.

En el acto de presentación también participó Cosme Morillo, presidente de la Fundación Global Nature, que dijo que más que la valorización energética el destino de la biomasa debía ser enriquecer la materia orgánica del suelo y se mostró más favorable a la tecnología eólica y fotovoltaica al tiempo que agradeció a Ence la invitación y su interés en conocer sus puntos de vista. Colmenares, por su parte, le contestó que en estos momentos, y mientras no mejoren las soluciones de almacenamiento, estas dos tecnologías no son suficientes y la biomasa puede desempeñar un rol importante.

Por último, Miguel Ángel Ortega, presidente de la Asociación Reforesta, señaló la importancia de que haya corredores de especies autóctonas tanto en los cultivos agrícolas como forestales y de que garantice el mantenimiento de la vegetación de ribera.

Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible

El Consejero Delegado de Ence, Ignacio Colmenares, explicó que Ence se ha apoyado en los criterios necesarios para la sostenibilidad de la biomasa establecidos por algunas de las más importantes organizaciones ambientalistas de Europa y expuso el “Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible”, por el que Ence se compromete a:

1.- Respetar el entorno natural, para lo que garantizará el mantenimiento de la capacidad de renovación de la biomasa y la calidad del suelo.

2.- Compatibilizar su actividad con las prácticas agrícolas y silvícolas sostenibles.

3.- No quemar madera de más de 10 milímetros ni emplear biomasa de madera cultivada de especies invasivas.

4.- Respetar los usos prioritarios de la biomasa, como son la alimentación, la construcción o la fabricación de muebles, tableros o celulosa.

5.- No utilizar biomasa procedente de cultivos energéticos en tierras aptas para la agricultura y la producción de alimentos.

6.- Aprovechar únicamente biomasa agrícola sobrante y no disminuir las cantidades destinadas a la alimentación del ganado.

7.- Respetar las leyes y los derechos humanos.

8.- Utilizar las mejores tecnologías disponibles a fin de minimizar el impacto ambiental y maximizar la eficiencia energética.

9.- Minimizar la emisión de carbono. “Tenemos que tener plantas multicombustible -dijo Colmenares- que sean capaces de funcionar con materia prima que se produzca cerca” para limitar la distancia de recogida de la biomasa agrícola y forestal.

10. Impulsar un máximo rendimiento energético mediante el aprovechamiento del calor útil residual de sus plantas para otras industrias y usos locales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS