Inicio/COGENERACIÓN/Prioridad en energía para la industria
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Prioridad en energía para la industria

Prioridad en energía para la industria
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

En este artículo Javier Rodríguez exhorta al nuevo gobierno a que inicie una política energética y climática al servicio de la industria de manera que sea posible reindustrializar España y pide un Plan Renove para la cogeneración. 

Espero que la llegada inminente de un nuevo gobierno inicie de verdad un nuevo ciclo. El próximo ejecutivo tendrá la enorme oportunidad y, creo también, la ineludible obligación de generar confianza alcanzando acuerdos de progreso. Para ello, conviene establecer nuevas directrices claves –diferenciales de anteriores conductas-, que impulsen de verdad al país, a su sociedad y a su economía. Una de esas directrices será sin duda una política energética y climática al servicio de la industria.

Todos –el que no, que levante la mano- coincidimos en que reindustrializar España es una baza imprescindible para nuestro futuro y, para ello, es también imprescindible dar prioridad a la industria en las políticas de energía, clima y economía circular.

“Un nuevo ciclo de inversión industrial es el indicador que aportaría y demostraría confianza en nuestra economía y empleo nacional”

Necesitamos un gobierno que demuestre con hechos que cree en la industria como primer paso para que los industriales confíen e inviertan. Un nuevo ciclo de inversión industrial es el indicador que aportaría y demostraría confianza en nuestra economía y empleo nacional. La industria es la base de un futuro próspero para nuestro país. Por eso, debemos impulsarla, porque más industria supone más empleo de calidad, más actividad y más exportaciones. Lo que es bueno para la industria lo es más para el país.

Coincidimos entonces en este renovado espíritu de mantener y promover más industria en España de modo que atraigamos más inversión. Coincidimos en que la competitividad energética es condición necesaria para ello. Pero a la hora de poner cara y ojos a este consenso y materializarlo en políticas y medidas que transformen la realidad, es evidente que los últimos gobiernos han fracasado rotundamente y, como muestra, desde 2007 hemos perdido el 25% de la producción industrial española.

La política energética no está contribuyendo en nada a la reindustrialización. No se ha logrado generar la confianza que necesitan las industrias intensivas en energía para impulsar su operación actual y sus planes de futuro. Una cosa es predicar y otra establecer marcos y desarrollos estructurales para que quienes verdaderamente transforman el trigo en pan -los industriales-, puedan dedicarse a fabricar, confiados en que las instituciones están a su servicio, que conocen su realidad y sus necesidades y que trabajan codo con codo con ellos, especialmente en el caso de las industrias manufactureras intensivas en energía.

Una política energética y climática al servicio de toda la industria

La política energética y de acción por el clima, además de para la propia industria energética, debe hacerse para la industria manufacturera y específicamente para las industrias intensivas en energía, que lo son por razones bien de su electrointensividad y/o también por requerir una alta demanda térmica en sus procesos, una gran parte de las cuales utiliza la cogeneración para ser más eficientes, mejores medioambientalmente y más competitivos…

“los desarrollos regulatorios y necesidades actuales y estratégicas en el ámbito energético que requiere la industria no consiguen la prioridad y atención que desde luego se les presta en otros países.”

La energía es clave de futuro en España para el sector metalúrgico, químico, siderúrgico, papelero, refino, gases industriales, alimentación y bebidas, cerámico, tablero, vidrio, automóvil, textil y un largo etc. y, sin embargo, los desarrollos regulatorios y necesidades actuales y estratégicas en el ámbito energético que requiere la industria no consiguen la prioridad y atención que desde luego se les presta en otros países.

La reciente nota de Prensa del Ministerio de Industria en funciones “España, muy por encima de la
senda prevista para lograr el objetivo del 20% de renovables en 2020” , debería de completarse conotra que dijera “España, muy por debajo de la senda prevista para lograr el objetivo del 20% de
PIB industrial en 2020 ”.

Plan Renove y Hoja de Ruta de la Cogeneración 2017-2020, una oportunidad para el país

Especialmente difícil –yo diría épica- es la situación de la cogeneración en España. Con cogeneración se produce el 20 por ciento del PIB Industrial de España en 600 emplazamientos, que exportan más del 50% de su producción y que mantienen unos 200.000 empleos directos.

Para las industrias cogeneradoras, intensivas en demandas térmicas de sus procesos entre las que también se encuentran además actividades electrointensivas, los costes energéticos son existenciales y la cogeneración es su herramienta clave de competitividad con la que ahorran energía, emisiones y aportan garantía de potencia a sus actividades y al sistema eléctrico.

En España, el 10% de la electricidad se genera con cogeneración y, a su vez, en estas industrias cogeneradoras se consume el 5% de la electricidad total del país. Además, la cogeneración utiliza con la mayor eficiencia el 25% del consumo nacional de gas natural. Es una actividad esencial para la industria, el sector eléctrico y gasista.

“Destaco la urgente petición al Ministerio de un PLAN RENOVE en el que las industrias cogeneradoras invertirían 1.500 millones de euros en los próximos cuatro años para renovar tecnológicamente más de la mitad del sector -2.500 MWe-“

Los cogeneradores acabamos de presentar la Encuesta ACOGEN’16 y Hoja de Ruta 2017-2020 de la cogeneración en la que, con todo detalle, se expone nuestra situación tras la reforma energética y las propuestas normativas, de las que destaco la urgente petición al Ministerio de un PLAN RENOVE en el que las industrias cogeneradoras invertirían 1.500 millones de euros en los próximos cuatro años para renovar tecnológicamente más de la mitad del sector -2.500 MWe-, incrementar la competitividad e impulsar la eficiencia energética y acción por el clima de nuestro tejido industrial.

La cogeneración necesita un Plan Renove para la industria (de paso, a la clase política española también le vendría uno que ni pintado), es una prioridad para reindustrializar con eficiencia energética y acción por el clima. Sin duda, el Plan Renove llegará.

Javier Rodríguez,
Director General de ACOGEN
Asociación Española de Cogeneración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS