Inicio/ALMACENAMIENTO/Proyecto SUnFLOWers para almacenamiento en smartgrids y autoconsumo
  • Suscripción a noticias

Tarifas

Proyecto SUnFLOWers para almacenamiento en smartgrids y autoconsumo

Proyecto SUnFLOWers para almacenamiento en smartgrids y autoconsumo
Share on Facebook3Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn6

Pretende facilitar la utilización de la energía renovable y la generación distribuida gracias al desarrollo de una tecnología de almacenamiento energético con un coste reducido de venta y de mantenimiento.

Para ello, el proyecto europeo SUnFLOWers validará, en entornos reales y de la mano de expertos en diferentes aplicaciones finales, una nueva generación de baterías que presentan una energía de 10 kWh, una potencia nominal de 1,5 kW y un elevado índice de ciclabilidad que oscila entre los 2.000 y los 1 0.000 ciclos. Además, serán totalmente configurables y adaptables a las especificaciones de los clientes, reciclables y medioambientalmente favorables así como fácilmente integrables en el entorno.

Ha sido Jofemar Energy, la división de la Corporación Jofemar especializada en almacenamiento y eficiencia energética, quien acaba de poner en marcha este proyecto, recientemente aprobado desde el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial CDTI con el sello Eureka.

Esta iniciativa, con un presupuesto total de 1.539.413 de euros y financiada por CDTI hasta en un 85%, permitirá validar la tecnología y avanzar en la industrialización de las nuevas baterías RoxZell de Jofemar para su posterior comercialización.

El objetivo principal del proyecto, que tiene una duración de dos años, es desarrollar y validar la segunda generación de baterías de flujo de Zn – B r de 10 kWh, que se caracteriza por integrar nuevos componentes, una nueva configuración y electrolitos optimizados en base a los resultados de funcionamiento obtenidos de la primera generación de prototipos de baterías.

Flexibilizar el consumo

Con las nuevas RoxZell , como la compañía ha denominado a esta innovadora línea de baterías para almacenamiento de energía, se pretende aprovechar al máximo los recursos disponibles y flexibilizar el consumo en función de las necesidades de cada cliente.

En el marco del proyecto, esta nueva y optimizada generación de baterías será validada en entornos reales y por expertos en aplicaciones finales tales como microrredes, entornos residenciales e industriales e integradas con aerogeneradores y sistemas fotovoltaicos en distintas localizaciones nacionales y europeas .

“Una vez concluido el proyecto SUnFLOWers, nuestros sistemas estarán perfectamente optimizados y validados en aplicaciones reales concretas. De esta forma, los módulos ya estarán listos para su  adaptación a la unidad comercial y servirán como base para la industrialización y la obtención de las correspondientes certificaciones”, destaca Beatriz Ruiz, Directora de Tecnología de Jofemar Energy, en un comunicado de la empresa. 

Almacenamiento electroquímico

Tras varios años de investigación y desarrollo, Jofemar Energy ha optado por la tecnología de flujo redox Zinc Bromo para desarrollar estos dispositivos de almacenamiento electroquímico, que permiten convertir la energía eléctrica y almacenarla como energía química, e invertir el proceso de forma controlada cuando se  desee o sea necesario.

Las principales ventajas de esta tecnología son que presentan una gran capacidad de almacenamiento energético para aplicaciones estacionarias, bajo coste y larga vida útil. Frente a otras tecnologías, también presentan la ventaja de que pueden ser descargadas completamente sin efecto memoria y sin dañar el estado de la batería para que no disminuyan sus prestaciones. Otro de los factores a considerar es que la materia prima es de base acuosa, lo que implica que no hay riesgos de inflamabilidad ni explosión.

Desde comienzos del año 2016, Jofemar Energy está trabajando en el nuevo diseño y versión de las baterías, que se estima estará listo para después del verano. La fase demostrativa externa comenzará a comienzos del 2017.

Control remoto

Las baterías modulares de segunda generación cuentan no solo con el sistema electroquímico y los componentes principales de las baterías de flujo a nivel hidráulico y fluidodinámico, sino también con un  sistema de control que gestiona, tanto en remoto como de forma presencial, el funcionamiento de la batería y permite su control, gestión y seguimiento, manteniendo el sistema en todo momento dentro de los límites deseados de funcionamiento y operación garantizando la seguridad de los sistemas.

Relacionado con el tema de seguridad y su futura instalación en entornos reales de operación, Jofemar Energy colabora activamente desde hace más de un año con la International Electrotechnical Commission (IEC) para diseñar e implantar los primeros estándares de normativa para la comercialización y utilización de este tipo de baterías. Una vez analizados los resultados de los desarrollos actuales, el grupo ha estimado que los primeros borradores se publicarán a finales de 2017, coincidiendo con el lanzamiento de las baterías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS