Inicio/MEDIO AMBIENTE/El mercado de segunda mano ahorró en España 700.000 toneladas de CO2 en 2016
  • Suscripción a noticias

Tarifas

El mercado de segunda mano ahorró en España 700.000 toneladas de CO2 en 2016

El mercado de segunda mano ahorró en España 700.000 toneladas de CO2 en 2016
Share on Facebook8Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5

El mercado de segunda mano redujo el impacto medioambiental de CO2 en España en 700.000 toneladas en 2016, una cantidad de CO2 equivalente a la producida por la fabricación de 2,8 millones de sofás, según la segunda edición del estudio Second Hand Effect, elaborado por la plataforma publicitaria vibbo en colaboración con el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL).

Son 7 de cada 10 españoles los que han comprado o vendido objetos de segunda mano en el último año, y para muchos de ellos, esto se ha convertido en una forma de vida basada en la sostenibilidad, dice vibbo en un comunicado en el que asegura que la compraventa de segunda mano no ha parado de crecer en los últimos años, gracias al uso masivo de los smartphones y de las apps y a la conciencia creciente de que el consumismo sin freno repercute negativamente en el medioambiente.

Comprar y vender objetos de segunda mano representa una enorme contribución al medioambiente. Así lo demuestra la segunda edición del estudio “Second Hand Effect. El mercado de segunda mano y su efecto en el medio ambiente”, elaborado por vibbo, en colaboración con el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL), según el cual dando una segunda vida a los objetos reducimos las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Lo cierto es que las cifras que da se refieren únicamente a los usuarios españoles de vibbo –10 millones mensuales–, que han conseguido ahorrar potencialmente 697.860 toneladas de CO2 mediante la compraventa de objetos de segunda mano en 2016.

Esta cantidad de CO2, dice vibbo, es equivalente a eliminar todas las emisiones que producen 930.000 españoles en un solo mes, o para poner un ejemplo más visual, equivale a producir 2,8 millones de sofás.

También es cierto que en junio publicamos en EnergyNews que en el Centro de Excelencia de Wind Retrofit, de ABB, han desarrollado una solución para modernizar las turbinas eólicas envejecidas para que puedan volver a ser rentables. Aunque los aerogeneradores nuevos ocupan su puesto en el mix energético eólico, también existe una demanda creciente para revitalizar los activos con una cierta antigüedad.

Y es que “la tendencia al alza del mercado de segunda mano puede obedecer a motivaciones evidentes como la económica o deshacerse de algo que el usuario ya no necesita”, asegura la responsable de Estudios de vibbo, Beatriz Toribio, que señala que “la conciencia sobre el medioambiente y el consumo responsable va aumentando su importancia a la hora de usar plataformas de segunda mano”.

Mercado de segunda mano

Según Toribio, en España el mercado de segunda mano se ha duplicado en los últimos diez años, “pero aún tiene un largo camino por recorrer para alcanzar a los países nórdicos, con mayor tradición en la venta de productos usados con la motivación de cuidar el medio ambiente”, añade.

La compraventa de vehículos de segunda mano fue la que más CO2 ahorró en 2016 a través de la app y web de vibbo, con 539.282 toneladas de dióxido de carbono. Le siguen a mucha distancia las categorías de hogar y electrónica, con 71.889 y 63.235 emisiones potencialmente ahorradas, respectivamente.

Se trata de dos categorías de objetos que requieren mucha cantidad de energía o agua para la extracción de algunos de sus materiales, como el aluminio y el oro de algunos componentes electrónicos de los smartphones o el textil que contiene un sofá, explica el comunicado.

Para calcular el beneficio medioambiental que puede generar un objeto de segunda mano este estudio se ha basado en la metodología del ciclo de vida y ha considerado una casuística diferente para cada tipo de objeto. En el caso de los frigoríficos y congeladores antiguos, por ejemplo, que generan un mayor nivel de sustancias nocivas y de consumo energético, el uso de un modelo muy antiguo puede ser un factor en contra a los beneficios ambientales de adquirir uno nuevo.

En cambio, en el caso de los vehículos, el mercado de segunda mano puede evitar tanto la producción de un coche nuevo como la gestión de nuevos residuos, por lo que la compraventa de un coche de hasta 20 años reduciría la huella de carbono.

También hemos publicado recientemente que el sector de los residuos tecnológicos representa una parte muy importante del empleo verde en España y ya es el mayor generador de puestos de trabajo de este tipo en nuestro país. Según un estudio elaborado por Back Market, la preparación para la reutilización de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)  tecnología reacondicionada en nuestro país podría generar 7.400 empleos directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS