Inicio/CICLOS COMBINADOS/¿Es posible que se puedan cerrar 3.000 MW de ciclos combinados en España? La CNMC lo aconseja
  • Suscripción a noticias

Tarifas

¿Es posible que se puedan cerrar 3.000 MW de ciclos combinados en España? La CNMC lo aconseja

¿Es posible que se puedan cerrar 3.000 MW de ciclos combinados en España? La CNMC lo aconseja
Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn6

Por Laura Ojea

En el último informe elaborado por la CNMC sobre la planificación de la red de transporte eléctrico 2015-2020, el regulador propone cerrar plantas de ciclo combinado no solo por exceso de potencia que existe en España, sino porque muchas de ellas no han funcionado al 10% de su capacidad en todo 2014 y serán innecesarias ante la previsión de un escaso crecimiento de la demanda.

¿Cerrar o hibernar plantas de ciclo combinado? Cualquiera de las dos opciones están sobre la mesa, pero de lo que nadie duda es que durante los años de las vacas gordas hubo una sobreinversión en la construcción de este tipo de tecnología que ahora sobra.

Hace unos meses, Red Eléctrica publicaba un informe en el que confirmaba este hecho, “sobran unos 6.000 MW de potencia instalada en España incluyendo la posibilidad de cerrar de forma temporal o “hibernar” diez ciclos combinados que sumarían este total de potencia. Pero la normativa que permitiría la hibernación -cierre temporal- de estas centrales “está pendiente de aprobación”.

Real Decreto de Hibernación

Una de las plantas sobre la que planea su cierre es la de Castellón, de 400 MW de potencia, propiedad de Iberdrola. Según fuentes de la compañía, “en abril pasado el Gobierno ratificó en el BOE la autorización a Iberdrola para el cierre del grupo 3 de la central de ciclo combinado ubicado en Castellón de la Plana, pero ahora debemos estudiar si se lleva a cabo o no”.

La otra opción es la de hibernar las plantas, pero desde que el ministro Soria presentó el borrador para un Real Decreto de Hibernación hace ya dos años, aún hoy duerme en un cajón. “Estamos deseando que el decreto de hibernación salga adelante, pero por el momento se está retrasando”, aseguran a EnergyNews fuentes de Iberdrola.

Para Javier García Breva, experto en políticas energéticas y presidente de N2E, “cerrar significa cerrar para siempre, pero hibernar es cerrar por un tiempo y así mientras tanto, el Gobierno les compensa económicamente a las compañías que tienen este tipo de centrales. En realidad las grandes eléctricas esperan copiar el modelo de Castor, porque no hay que olvidar que no está cerrado, está hibernando, y será Enagás quien decida si se desmantela o no. Mientras tanto recibe 4.000 millones de euros de indemnización que lo pagaremos entre todos”.

¿Por qué los ciclos combinados?

Otra de las razones de ir eliminando paulatinamente este tipo de centrales, según la CNMC en su informe, es porque “se prevé —grosso modo— sustituir 6 GW de ciclos combinados por 6 GW de eólica, y añadir a estos últimos aproximadamente 2 GW de otras renovables”.

Pero hay otras causas. “Este tipo de instalaciones son ruinosas”, explica García Breva, “realizaron una pésima gestión empresarial al invertir en esta tecnología precisamente después de que se liberalizara el mercado, así que si fue una decisión empresarial, y libremente decidieron apostar por ella, no deberíamos asumir sus errores los ciudadanos”.

Por eso, la CNMC añade en su informe que “es necesario recordar que la hibernación de los ciclos combinados en el año 2015, que contempla la Propuesta podría no ser posible, dado que la normativa de desarrollo que permite dicha hibernación está pendiente de aprobación. Cabría considerar, por el contrario, una reducción de unos 2.000-3.000 MW de potencia de ciclos combinados correspondiente a solicitudes de cierre definitivo en 2015- 2017”.

Un lento crecimiento de la demanda

Una razón más para el cierre definitivo de estas plantas se encuentra en las previsiones de crecimiento de la demanda. “El Ministerio de Industria se equivoca al calcular la demanda eléctrica de los próximos años, que la sitúa en el 2,3%, cuando el propio regulador no la eleva por encima del 1,7%”, explica García Breva, “se ha demostrado que el consumo de gas para la generación de electricidad está bajando cada año pero las empresas eléctricas y gasísticas se creen ‘la recuperación de Rajoy’ y están errando en sus previsiones”.

Otros expertos aseguran que una de las opciones que se barajan entre las grandes eléctricas es proponer el cierre de las centrales de carbón, ya ineficaces, y sustituirlas por el gas, pero lo cierto es que España no va a cumplir con los Objetivos del 20% de renovables para el 2020 y donde tendría que tener sus miras es en el desarrollo de las energías limpias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CIRCUTOR

Tarifas

TARIFAS